“Que la villa se integre a la ciudad”

Se cumplió ayer la tercera jornada del acampe que la Corriente Villera Independiente (CVI) lleva adelante en el Obelisco. Dicen que su pelea es por el derecho a vivir dignamente.

También que el gobierno de la Ciudad les cortó el diálogo hace meses y que no piensan en cortar calles. Pero que necesitan soluciones a la brevedad.

El lunes a las 10 de la mañana cerca de 300 manifestantes del colectivo que representa a 17 villas comenzaron a montar la carpa en la plaza de la República, a metros del Obelisco. Unas horas después, a las 13, 8 integrantes de la agrupación comenzaron una huelga de hambre para enfatizar la protesta.

“Queremos que la villa sea integrada a la ciudad. Que haya una verdadera urbanización. Peleamos por una vivienda digna, por un barrio con calles pavimentadas, por redes cloacales y fluviales, por la luz y hasta por el sueño de tener gas”, explicó Dora Mackoviak , de 56 años, quien trabaja en una cooperativa cinco horas todos los días por la mañana.

“El gobierno de la Ciudad cortó el diálogo en noviembre. Por eso, como veíamos que no nos atendían ni lo iban a hacer pronto, decidimos comenzar con esta modalidad”, describió esta madre de familia, que cuida el hogar en soledad y tuvo 10 hijos. Consultada por la posibilidad de cortar calles para agudizar el reclamo, lo negó rotundamente: “Decidimos no cortar la calle para no molestar a los demás, pero sí necesitamos visibilizar nuestro pedido”.

“Iremos rotando cada 5 días a los que llevan adelante la huelga de hambre para no perjudicar su salud”, agregó esta vecina de la Villa 31 bis, quien contó que el año pasado se había pautado comenzar con la urbanización de la villa. “Dijeron que lo iban a hacer en tramos de a 120 metros. Pero ni bien comenzaron, luego de trabajar en los primeros 60 metros, dijeron que no había  presupuesto. Y la Villa 31 bis podría considerarse que tiene unas 30 cuadras”, concluyó.

Integrantes de diferentes organizaciones sociales y personalidad de la cultura se acercaron a brindarles su apoyo. Tal es el caso del poeta y psicólogo social Vicente Zito Lema, quien emocionó a los vecinos con sus palabras de aliento. También aguardaban la presencia de la banda uruguaya Onda Vaga.

También estuvo Aníbal Ibarra, entre otros integrantes del arco político. Los vecinos dijeron que el ex jefe de gobierno porteño les comentó que no hay voluntad política de ayudarlos aunque haya presupuesto para hacerlo.

El gobierno de la Ciudad pareció no hacerse eco del reclamo vecinal de declarar la emergencia habitacional, socioambiental, sociosanitaria y socioeducativa en las villas; la urbanización con radicación; una auditoría de las cooperativas y empresas que trabajan en los barrios; la regulación de alquileres y subsidios habitacionales y la no criminalización de la pobreza.

“Lo más indignante es que parece que los únicos que no ven esta enorme carpa en el medio de la ciudad son las autoridades del gobierno porteño. La Sra. Marina Klemensiewicz, titular de la Secretaría de Habitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, es la responsable directa de que hoy estemos haciendo huelga de hambre y de que instalemos esta carpa. Parece ser la única que todavía no nos vio”, afirmó Rafael, referente de la Corriente Villera Independiente.

Deja un comentario