“Salimos de la condición de irregularidad que teníamos”

El ministro de Economía Axel Kicillof confirmó en la conferencia de prensa de hoy a la mañana el acuerdo con el Club de París por la deuda en default que tenía el país. El monto, que ascendía a 9.700 millones de dólares al 30 de abril, será pagado en 5 años con opción de prolongarse por otros dos más. Los intereses serán de 3%. No intervino el FMI.

El arreglo, que se buscaba desde 2008, implica un pago inicial de 650 millones de dólares en julio de 2014 y de 500 millones de dólares en mayo de 2015, más intereses. El siguiente pago se realizará en mayo de 2016. El esquema de pagos – “muy ventajoso para el país”, como definió Kicillof – reducirá más de 50% lo que se venía pagando de intereses y punitorios. En lugar de abonarse el 7% se hará al 3% para los saldos de capital durante los primeros 5 años.

“El tema era que la deuda era del gobierno argentino con los gobiernos -agencias de crédito- de estos 19 países. Entonces una vez que se comience a pagar la deuda, esos países abren las agencias, esas ventanillas, para prestarles a empresas de esos países para invertir en la Argentina”, explicó Kicillof en la conferencia de prensa. Consideró, además, que esta situación podrá ayudar a solucionar las dificultades que encontraban las empresas extranjeras para pedir créditos en sus países de origen.

“El FMI prestaba plata y pedía compromisos (privatizar, cambiar el esquema jubilatorio), condicionalidades que implicaban pérdida de soberanía”, analizó el referente de la cartera económica. “Hicimos una negociación atípica donde no participó el FMI. El último antecedente lo tenía Indonesia cuando se produjo el tsunami”, agregó.

Se dio un paso más para regularizar los pasivos internacionales producidos por el default del año 2001. Así lo destaca el ministerio de Economía y Finanzas Públicas en su portal, que además remarca que “los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner asumieron las consecuencias ocasionadas por décadas de sobreendeudamiento de la economía argentina. Los canjes de deuda de 2005 y 2010, el pago del monto total adeudado al FMI en 2006, y los pagos a las empresas con laudos en el CIADI en 2013 fueron pasos fundamentales en este proceso de normalización de las relaciones financieras internacionales”.

El Club de Paris, surgido en 1956, es un foro informal de acreedores conformado por 19 países con los que Argentina tenía deudas. Lo integran: Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia, Japón, Holanda, Noruega, Rusia, España, Suiza, Suecia, Inglaterra y Estados Unidos. Este grupo de países conforman el 54,19% del PBI mundial.

Para Mauro González, presidente del Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (CECREDA), el acuerdo con el Club de París “otorga tranquilidad y transparencia al Gobierno Nacional. Asimismo, conlleva la no participación del Fondo Monetario Internacional, lo cual significa un paso ante la independencia económica sin la intervención de este organismo”.

“Este acuerdo podría plantear el acercamiento de otros organismos internacionales o la llegada de inversiones extranjeras para el desarrollo de infraestructura. Desde el Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino consideramos de gran importancia el acuerdo con los acreedores externos, situación que representa un paso más para superar la peor crisis de nuestra historia (2001) y posicionar a nuestra Nación dentro de la esfera internacional”, concluyó.

Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri, tres candidatos a suceder a Cristina Kirchner en el sillón presidencial y que miran con agrado el buen vínculo con el extranjero, dieron el visto bueno a la iniciativa. Así, desterraron una de las principales críticas que despertó este acuerdo señalado porque el 90% de la deuda deberá abonarla el gobierno venidero. La próxima misión pasará por conseguir un fallo favorable en la causa con los fondos buitre que deberá decidir la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

Deja un comentario