Como música para los oídos

Lo que resuena no se trata de una melodía como las que sabe dirigir o de una partitura como las que estudió en el magisterio Tchaikovski de Moscú, sino del reciente fallo de la Justicia que ordenó la reinstalación en su cargo a Claudio Espector, coordinador del programa de orquestas infantiles y juveniles.

 Así lo dictaminó el Juzgado en lo Contencioso administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Nro. 23, a cargo del Doctor Francisco Ferrer el 14 de febrero.

Se trató de una medida pre – cautelar que ordena al gobierno porteño que se abstenga de alterar el status quo y mantenga en funciones al creador del programa musical que funciona en la ciudad desde 1998.

Más de 16 mil chicos vivieron y disfrutaron en carne propia los efectos del acercamiento al mundo musical. La dinámica de integrar una orquesta, con el compañerismo, la disciplina y el esfuerzo como grandes valores. La matricula anual oscila entre los 1800 y 2000 chicos.

En su página, el gobierno porteño explica que el proyecto “tiene como objetivo promover y acercar bienes culturales en sectores sociales tradicionalmente alejados de esa posibilidad y asimismo, alentar la participación de los niños y jóvenes no sólo en términos de formación musical sino que también como una instancia de aprendizaje individual y colectiva. Se busca estimular la cultura musical en el seno de estas comunidades, la formación en la expresión y en la ejecución colectiva a niños instrumentistas”.

Destaca, además, que existen 16 Orquestas Infantiles y Juveniles y que este año se ampliarán el número de sedes y agrupaciones en distintos barrios y zonas de la Ciudad. No obstante, a pesar de los anuncios, a fines de 2013 las autoridades del Ministerio de Educación porteño desvincularon de palabra y sin fundamentos al ideólogo y motor del proyecto.

“Los programas siguen funcionando pero con los problemas que venimos denunciando y gracias al incansable esfuerzo de los docentes. Hubo desplazamiento de personal, se suprimieron los subsidios para comprar los insumos y reparar los instrumentos y también hay problemas con los salarios”, explicó Espector a Revista Coyuntura.

Desde su óptica, el vaciamiento de las orquestas y los problemas con las vacantes del alumnado en las escuelas públicas responden a la misma lógica. “Es todo parte de lo mismo. De una convicción que se tiene de lo que es la educación pública. Van deteriorando, quitando presupuesto y los principales perjudicados son los chicos”, agregó.

Con motivo del reciente fallo, hoy – lunes 17 de febrero – en horas del mediodía, se realizó una conferencia de prensa en la sede de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad con música, canto y reparto de volantes. Hubo una nutrida concurrencia entre las que se observó referentes políticos del Frente para la Victoria y Unen.

El Dr. Sebastián Alanís, del Estudio Alanís & Asociados, a cargo de la defensa del artista, expresó que “nuevamente la justicia se impone a la arbitrariedad e ilegalidad estatal a la cual las autoridades del Gobierno de Mauricio Macri nos tienen acostumbrados”.

“Esta medida judicial no hace más que garantizar la vigencia de los derechos individuales del Maestro Claudio Espector, y con ello el desarrollo de un programa educativo que trasciende en la vida de los niños y niñas que le dan la razón”, sumó.

“Seguramente apelarán la medida y el Juez deberá decidir la medida cautelar en 5 o 10 días. Será luego de recabar la información que le solicitó al Gobierno de la Ciudad. Entre otros elementos qué función cumplía Espector y los motivos del desplazamiento, que hasta ahora sólo fue verbal y sin ninguna explicación”, concluyó.

1 comentario

Deja un comentario