AMIA: la impunidad cumple dos décadas

Cuando el reloj marque las 9.53 de la mañana y la alarma vuelva a sonar – y a erizar la piel – se habrán cumplido 20 años del atentado terrorista más grande sufrido en el país. La bomba a la AMIA se cobró 85 víctimas, 300 heridos y  dos décadas de impunidad.

Por tal motivo, porque los años siguen pasando y los culpables siguen sin pena, y porque los dirigentes comunitarios dejaron de representar a parte de la comunidad judía, la agrupación Memoria Activa decidió realizar otro acto en paralelo al que impulsan AMIA y DAIA. El otro dato saliente lo marca la reciente declaración de inconstitucionalidad del memorándum con Irán.

Basta tomarse unos instantes para leer el flyer que envió Memoria Activa, asociación civil que durante 10 años se congregó todos los lunes en Plaza Lavalle para exigir el esclarecimiento del atentado, para comprender los motivos que los llevan a realizar otro acto en paralelo.

“Los dirigentes de AMIA/DAIA no nos acompañaron, no nos protegieron, no compartieron nuestro dolor ni nuestra exigencia de Justicia. Porque han tenido a lo largo de estos 20 años una actuación judicial vergonzosa, que en muchos de los casos resulta en defensa de los acusados por encubrimiento”, decía el folleto.

“Para proteger al ex presidente de DAIA Rubén Beraja, procesado por encubrir la investigación de la causa AMIA, se han dedicado a entorpecer y retrasar el avance de la causa encubrimiento, intentando salvar en el camino al ex juez Galeano, al Fino Palacios, a Carlos Corach, los ex fiscales Mullen y Barbaccia, Anzorreguy, Menem, etc”.

“Porque los representantes jurídicos de AMIA y DAIA fueron testigos a favor de Galeano en el juicio político que culminó con la destitución del ex juez. Porque como familiares y amigos de las víctimas del atentado, nucleados en Memoria Activa, no nos sentimos representados por la dirigencia comunitaria judía que no ha cumplido el precepto bíblico: “Justicia, Justicia perseguirás…”.

El acto que llevarán adelante será a las 9.30 en Plaza Lavalle (Talcahuano y Lavalle) y tendrá como oradores a Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Juan Carr de Red Solidaria, el periodista Raúl Kollmann, el psicólogo Natan Sonis, la cantante Sandra Mihanovich y a Diana Malamud como representante de Memoria Activa.

Como todos los años, el acto “oficial” volverá a desarrollarse a las 9.53 hs. en Pasteur 633 en la puerta de la AMIA. En representación de AMIA dirigirá la palabra Ralph Thomas Saieg, Vicepresidente 1º en ejercicio de la Presidencia; Luis Czyzewski, en nombre de los familiares de las víctimas; y el periodista Alfredo Leuco. También cantará Julia Zenko y la conducción estará a cargo de Mario Pergolini.

AMIA, por otro lado, trabaja en conjunto con la agencia publicitaria Ogilvy para cambiarle simbólicamente el nombre al barrio de “Once”. Impulsan que se llame “Dieciocho” para recordar lo sucedido. También plantean una serie de acciones en el barrio para transmitir la diversidad y homenajear a las víctimas.

En ambos actos seguramente resonará la decisión tomada hace dos meses por la Sala I de la Cámara Federal que revocó el fallo del juez Canicoba Corral que consideraba legal el memorándum firmado con Irán aprobado por la Ley 26.843.

La declaración de inconstitucionalidad vino de la mano de una solicitud de extradición de los iraníes sospechosos, de averiguar el paradero de los imputados y de hacer efectivas las detenciones ya dispuestas en la causa.

Desde el ministerio de Justicia encabezado por Julio Alak consideraron que la decisión “invade la esfera de actuación del Poder Ejecutivo y del Congreso, cercenando las facultades que la Constitución expresamente otorga a estos dos poderes”, y junto al canciller Héctor Timerman impulsaron la apelación. Será finalmente la Corte Suprema quien decidirá la suerte de este acuerdo entre países.

Con este escenario, no sorprende que nuevamente Cristina Kirchner no asista a ninguno de los dos actos de mañana. Aunque la explicación oficial para su ausencia sea la llegada del presidente chino.

Por su parte, el senador nacional Fernando “Pino” Solanas opinó que el Memorándum con Irán fue un grave error político y una forma de tapar una investigación seria sobre el atentado y su encubrimiento.

“Nosotros presentamos un proyecto de ley para que se desclasifiquen los archivos de la SIDE, para investigar la pista local y las responsabilidades públicas”, explicó.

Lo único cierto, y que siempre se percibió en la causa, es que el tiempo sigue avanzando y la impunidad marcando su holgada continuidad mientras que cientos de familias y la mismísima sociedad ya no volvieron a ser lo mismo desde ese día.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario