“Tengo cercanía con la gente y valoro el trabajo en equipo”

El diputado Héctor Baldassi está casado y tiene 3 hijos. Tiene 48 años y nació en Río Ceballos, ciudad ubicada a 30 kilómetros de la capital cordobesa. Comenzó en el arbitraje en 1997 y llegó a dirigir en la Copa Mundial de Sudáfrica 2010.Proviene de una familia con pasado en la política y él, antes de comenzar su historia en el referato, trabajó en la Sub Secretaría de Derechos de la Mujer en la cancillería. En la última elección Legislativa se convirtió en diputado Nacional por su provincia natal, como representante de Alianza Unión PRO, al obtener una banca gracias al cuarto lugar que consiguió con el 14,45% de los votos. Luego de conocer su hoja de vida, te invitamos a conocer qué piensa este nuevo funcionario.

¿Cómo es incursionar en la política y prácticamente comenzar como diputado Nacional?

Es algo que realmente ustedes son los tienen que analizar. Los que tienen que escribir cómo la gente ha reconocido el trabajo que uno ha hecho en la profesión. Que ha sido muy linda, muy gratificante para mí. Pero que uno sabe que cuando toma decisiones da un disparador a la polémica y la gente, muchas veces, demuestra su bronca por la decisión tomada. Entonces, que la gente haya acompañado en la provincia de Córdoba con la cantidad de votos y con la confianza depositada a Baldassi como fue como árbitro demuestra los valores que uno ha tenido para llegar en la carrera arbitral a lo máximo: estar en un Mundial. Los valores del trabajo, del profesionalismo, del esfuerzo y, sobre todo, de la honestidad son los valores que uno trae a la política y que la gente requiere permanentemente para poder representarlos en el Congreso de la Nación.              

Recientemente, Córdoba fue noticia por la protesta policial donde los uniformados abandonaron sus puestos de trabajo e hicieron zona liberada. ¿Qué opinión le merece?

A mí me parece que a eso lo llevó la miopía del gobierno provincial. Que subestimaron el pedido de la policía, que no tuvieran intención de diálogo, cosa que se jactan permanentemente de ser dialoguistas. Y llevaron a esta situación de poner en riesgo la paz social en Córdoba el 3 y 4 de diciembre pasado. Me llenó de mucha pena ver a la provincia de esta manera. Vuelvo a reiterar, la miopía del gobierno provincial y la arrogancia del gobierno nacional en función de no escucharlos puso a la ciudadanía en peligro. Es más, yo realicé una denuncia penal contra el gobernador (José Manuel) De la Sota para que nos explique a los cordobeses qué había pasado con los llamados telefónicos (al Gobierno Nacional para pedir ayuda), si habían existido o no (más allá de lo que dictamine la Justicia, el sitio chequeado. com confirmó que el pedido se realizó). Además, De la Sota no estaba en ese momento en la provincia. Como te decía, uno lo vivió con mucha lástima y preocupación, sobre todas las cosas.

Me gustaría consultarle por un tema candente que recrudeció nuevamente en los últimos días: el narcotráfico.

Más allá de que en el gobierno nacional hay algunos que dicen que hay, otros que no, y no se ponen de acuerdo, considero que la situación amerita un comportamiento y un estudio profundo de lo que está pasando. En Córdoba, vos fijate que el jefe de la división drogas y otros uniformados  están todos presos. Es grave lo que pasa y nos preocupa muchísimo. Y que el señor gobernador no dio ninguna explicación de lo que pasó en ese momento. En sus anuncios de las legislativas dijo que iba a crear una Policía Antinarcóticos. Nosotros no entendemos en profundidad el alcance que tiene. Me parece que hay que empezar a tomar estas cosas con realidad, con gente que realmente sepa para poder trabajar porque el flagelo de la droga que se ve en los pibes jóvenes es realmente preocupante para todos los cordobeses.

El PRO viene utilizando una estrategia de tentar personalidades que no provienen directamente del mundo de la política para que se sumen a su espacio. ¿Cómo es eso?

No es que te tientan. Tentarte es otra cosa. Vos vas a algún lado a comprar algo y te tientan con otra cosa y vos te lo compras. No es oferta y demanda. Esto es convicción de cada uno. Yo veo que Mauricio Macri es una persona que trabajaba con muchísima eficacia y eficiencia. Me lo demostró cuando estuvo en el Club Atlético Boca Juniors. Es más, siempre cuento esto, cuando él se va de la dirigencia del fútbol, un alto dirigente del fútbol argentino me dijo: “Se fue una persona que podía haber cambiado muchas cosas de la dirigencia del fútbol”. Porque lo hizo, lo demostró en Boca.  Y después uno empezó a convivir en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con todos los cambios que va haciendo. Cómo trabaja en equipo. Uno tenía una afinidad con Mauricio Macri como candidato, como político o como persona que trabaja por el bien de los demás. Para la gente. Sabían de mi interés en la política. Que me gustaba, entonces empezamos las charlas y así fue cómo se llegó a ésto.

Uno después formó el equipo y estoy muy feliz con el que tengo. Porque toda mi vida trabajé en equipo. Todas las decisiones las tomaba yo, pero las tomaba con el equipo también. Y me parece que hay que empezar a trabajar y convivir con equipos de trabajo para poder tener un frente y analizar el mejor futuro para tus hijos, para tus nietos, para el país.  Argentina tiene un potencial riquísimo, pero hay que saber tener reglas claras y a largo plazo que nos den la confiabilidad y la previsibilidad de poder tener una Argentina creíble.

Cuando uno dirige un partido de fútbol en Primera División y se equivoca a lo sumo puede fallar con un penal o una expulsión. Pero cuando está en política, y no tiene la idoneidad suficiente, es mucho más grave. ¿En algún momento tuvo o tiene miedo de no estar a la altura?

Nunca tuve dudas. Por eso te reitero, uno confía en el equipo. A ver, si me preguntás de economía yo te voy a decir que la inflación es un problema que nos afecta a todos. Es la gran preocupación y el impuesto más distorsivo que hay hoy. Pero si me preguntás sobre diferentes cuestiones de la economía, yo no sé porque no soy economista. Pero tengo en mi equipo una persona a la cual delego y en la que confío plenamente que vamos a trabajar para poder tener la suficiente capacidad de poder desarrollar y decir: “Este es nuestro planteo, esta es nuestra forma de trabajar, esta es nuestra forma de ver las cosas”. Ese el trabajo en equipo. Si no lo haces unipersonal al puesto. Esto es un crecimiento día a día.

Cuando llegué a dirigir fútbol nunca pensé dirigir Boca- River. A ver, era mi ilusión seguramente, pero para llegar a dirigir ese clásico hay que pasar muchos obstáculos y muchísimas barreras. Las fui pasando y llegué a arbitrar 18 Boca-River. Son cosas que van pasando. Por eso te digo, en esto uno no tiene techo, lo que tiene es compromiso. Lo que se tiene es la capacidad de saber que en el recorrido que hice en Córdoba siempre tuve cercanía con la gente. De seguir poniéndole el oído. De no prometerle cosas. A diferencia de la vieja política que hace tantos años que está y que viene prometiéndole a la gente lo mismo y no le cumple. Yo a la gente le trato de cumplir lo que le prometí. Pero tampoco hago grandes elocuencias ni grandes promesas cuando sé que no tengo la capacidad de poder desarrollarlas. Capacidad no en el sentido de desarrollo sino capacidad de no ser ejecutivo. Hay que saber conocer cuáles son tus límites y cómo te vas a ir superando día a día.

Fútbol

¿Cómo ve a la Selección Argentina de cara al próximo Mundial?

La veo campeón. Ojalá. Sí, yo la veo como hincha papá. Es muy difícil hacer un análisis de Argentina como tal. Yo la quiero ver campeón viste. Después con el diario del lunes hablaremos todos. Somos todos técnicos. No resiste un análisis objetivo cómo la veo.

La última pregunta pasa por el cuestionado arbitraje argentino. ¿En qué momento considera que se encuentra?

El arbitraje argentino tiene materia prima. Lo que no está en un buen momento del arbitraje argentino es la posibilidad de enseñar, de capacitar a los árbitros. Me parece que hoy el árbitro carece de esa situación. Entonces lo que hay que hacer es potenciar al arbitraje a través de tratar de sacarle lo mejor a cada árbitro. Potenciarle sus virtudes y trabajar en sus defectos. Y me parece que hoy se está errando en eso. Porque no se trabaja, no se hace campo de juego, donde no se observan videos, entonces el árbitro está, no te digo a la deriva porque suena mal, pero sí bastante solo.

Deja un comentario