“Estamos construyendo una alternativa nacional para 2015”

La apuesta surge en un momento en el que el país, de acuerdo a la visión del senador Nacional del Partido Socialista por Santa Fe, Rubén Giustiniani, “está en una situación económica – social muy compleja después de la devaluación, la suba de la tasa de interés y del ajuste ortodoxo que ha calmado al mercado pero que recae sobre el hombro de los trabajadores, de los sectores medios, que padecen la inflación creciente que deteriora día a día el poder adquisitivo de los salarios y las jubilaciones”.

Junto a él estuvieron los senadores Nacionales Fernando “Pino” Solanas, de Proyecto Sur-Unen-Capital Federal; Jaime Linares, GEN-Buenos Aires; Luis Juez, Frente Cívico-Córdoba y Magdalena Odarda, Frente Progresista-CC-ARI por Río Negro. Norma Morandini, también del Frente Cívico-Córdoba, estuvo ausente por problemas familiares pero también integra este nuevo interbloque de centroizquierda que componen dirigentes del FAP, UNEN y Coalición Cívica-Ari.

“Compartimos un diseño del Estado y de los problemas estructurales a resolver. Representamos a los 4 padrones más importantes de la Nación Argentina en cuanto a número electoral: Pino a Capital, Rubén Giustiniani a Santa Fe, Luis Juez y Morandini a Córdoba y en mi caso a la provincia de Buenos Aires. Sumamos, además, a Magdalena Odarda por Río Negro”, opinó Linares.

“Tenemos la responsabilidad del progresismo en el Senado de la Nación. No recuerdo antecedentes de que el centroizquierda haya tenido un bloque tan numeroso”, sumó Juez.

“El espacio es la respuesta a lo que tantas veces y de manera injusta oímos: que acá estábamos desunidos, que no había una oposición fuerte y que tampoco teníamos propuestas. Esta es ya una primera respuesta. En el ámbito del Senado este interbloque es el tercer bloque de este cuerpo (la tercera fuerza política). Tenemos una montaña de proyectos a presentar”, describió Solanas, quien consideró que Argentina carece de un proyecto estratégico y que se vive “tapando parches y apagando incendios”.

Como puntapié, Solanas contó que ya hicieron un pedido de interpelación “a la ministra de Seguridad licenciada (María Cecilia) Rodríguez y al secretario de Seguridad teniente coronel (Sergio) Berni a partir de la gravísima realidad de la expansión del narcotráfico y de las irresponsables y temerarias declaraciones que todos ustedes conocen del secretario Berni”.

“Como única representante progresista de la Patagonia en el Senado de la Nación mi función pasa por trabajar en los grandes temas nacionales pero también traer la voz de la Patagonia a este recinto, donde se escucha muy poco de los problemas que nos aquejan”, planteó Odarra.

Entre los asuntos a considerar mencionó declarar el Agua como un Derecho Humano irrenunciable,  lograr el libre acceso a las costas para el Lago Escondido (que se encuentra bajo la propiedad del magnate inglés Joe Lewis), la derogación de todo el paquete megaminero, pelear por la recuperación de los trenes en manos del Estado y también por una Coparticipación Federal justa que no dependa de la voluntad presidencial, entre otros postulados.

Consultados por la posibilidad de sumar al radicalismo al interbloque, indicaron que en el Senado y en la Cámara de Diputados han acompañado y lo seguirán haciendo a iniciativas conjuntas. “Pero ellos siguen con su propio bloque, su independencia, y nosotros con el nuestro. Hay una voluntad política de trabajar juntos en la inmensa mayoría de los temas”, respondió Giustiniani.

Los grandes temas nacionales sobre los que trabajarán, en palabras de Pino, son: la inseguridad, la inflación (“que es inseparable de la fuga de capitales y de la pérdida de confianza”), la recuperación de los bienes comunes y los recursos naturales (“donde el mar argentino está sufriendo una depredación sin ningún control”).

Sumado a esta agenda, observó que también hay temas institucionales a profundizar – “donde Argentina está sometida, todavía, a tribunales extranjeros por la herencia que ha tenido de los tratados internacionales que vienen del menemato”, asuntos energéticos (“porque hay una capacidad de energía renovable espectacular. Somos el país número 1 del mundo en recibir energía solar en la región de la Puna de Atacama. Pero no se hizo nada para instalar la energía solar térmica y tampoco se tomó en serio la energía eólica”). También valoró el acceso a la información pública y la lucha contra la corrupción como asuntos a profundizar.

Mientras que implícitamente la respuesta a los periodistas por el vínculo con los radicales fue un ni – no por ahora pero no se cierra la puerta del todo para más adelante – los funcionarios negaron completamente la posibilidad de llegar a un acuerdo con PRO por diferencias ideológicas y en su concepción del Estado.

Para cerrar, y como noticia de último momento, los funcionarios se refirieron al acuerdo anunciado por el ministro de Economía Axel Kicillof por el que Argentina le pagará a la empresa española de energía Repsol 5 mil millones de dólares como compensación por la expropiación del 51% de su filial YPF.

“Kicillof, cuando era viceministro de Economía, dijo que no se le iba a pagar un solo peso sino todo lo contrario. Que Repsol le iba a tener que pagar a la Argentina. Nosotros lo que vamos a reclamar es el cumplimiento de la ley. El primer paso debió ser la auditoría de pasivo ambiental que no se ha realizado y está demostrado por experiencias internacionales que eso es muy importante. La Justicia ecuatoriana sancionó a (la empresa petrolera multinacional) Chevron con una multa de 18 mil millones de dólares. Hacer un acuerdo de esta naturaleza, sin ningún hecho concreto, en el que no conocemos los detalles de esta negociación, compromete a la República Argentina. Son bonos pagaderos a futuro y, por lo tanto, compromete a gobiernos futuros”, opinó Giustiniani, quien aseguró que el Congreso deberá tomar cartas en el asunto.

La presentación se hizo en el salón Arturo Illia, en el primer piso del Honorable Senado de la Nación, y contó con el respaldo a este nuevo espacio de de Hermes Binner, Margarita Stolbizer, Pablo Javkin, Marío Mazzitelli, Fernando Sánchez, Fernanda Reyes y Alicia Ciciliani.

Deja un comentario