Quieren juzgar al Fiscal Campagnoli de espaldas a la opinión pública

Un trámite express y a escondidas. Así podríamos calificar el proceso en el cual el 12 de diciembre pasado se suspendió a un fiscal probo e independiente por investigar la corrupción en el seno del poder político. Cinco meses después, y a pesar de la gran repercusión, la causa avanza así como la voluntad de mantener el caso lejos del conocimiento de la ciudadanía.  

Hoy, desde las 11, tendrá lugar la audiencia preliminar donde se tratará la destitución del fiscal José María Campagnoli. A pesar de la importancia de lo que sucederá allí, el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público resolvió limitar el acceso a la prensa con el  pretexto de garantizar “el normal desarrollo de las audiencias”. Han prohibido el acceso con cámaras de fotos, filmadoras y celulares. Ni siquiera se podrá grabar audio de la sesión. ¿Qué es lo que se quiere ocultar?

Es importante que se sepa por qué este abogado argentino que se desempeña como fiscal  fue suspendido y será juzgado para resolver si es destituido. Formalmente, la denuncia efectuada por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, fue por “mal desempeño” y “abuso de  poder”.

Eufemismos de lado, se lo acusa por investigar de más. La irregularidad en que incurrió Campagnoli fue indagar sobre alguien muy cercano a la familia Kirchner y considerado en Santa Cruz uno de los presuntos testaferros del ex presidente. Más precisamente, su pecado habría consistido en investigar las transferencias y lavado de dinero presuntamente perteneciente a Lázaro Báez y que algunos consideran que también podría pertenecer al kirchnerismo.

La suspensión pareciera tener una clara finalidad: disciplinar y enviar un mensaje a los magistrados independientes que decidan investigar al poder de turno.  Al menos así lo han entendido el Colegio de Magistrados, Integrantes del Ministerio Público y Funcionarios del Poder Judicial porteño. La Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial porteño lo señalaron a través de un comunicado: “Advertimos los peligros que conllevan para el afianzamiento de la Justicia, procedimientos como el que se repudia, que sólo tienen por objeto disciplinar magistrados”.

Convencidos de que ante este avance sobre la justicia independiente era necesario pasar de la reflexión a la acción, desde la agrupación de abogados Será Justicia iniciamos una campaña en defensa de José María Campagnoli que incluyó la recolección de 7 mil firmas de abogados y ciudadanos en respaldo del Fiscal que presentamos ante la Corte Suprema de la Nación, como así también en una mesa de diálogo a la que asistieron más de 700 personas.

En ese encuentro, en el que estuvieron periodistas como Nelson Castro y Clara Mariño y juristas como Daniel Sabsay, Ricardo Gil Lavedra, Pablo Lanusse y Daniel Ostropolsky, analizamos la situación de la justicia a la luz del caso Campagnoli.

Si el Fiscal Campagnoli efectivamente incurrió en causales que justifican su remoción, ¿por qué la Procuración General de la Nación pone tanto esfuerzo en ocultar y limitar las instancias de debate al público y al imputado?

No encontramos respuesta desde la lógica ni desde el derecho, puesto que la Acordada 29/08 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación consagra el principio contrario: “Garantizar el derecho a la información en los casos judiciales de trascendencia pública que generan gran interés en la ciudadanía”.

José María Campagnoli es el tipo de fiscal que desde el Gobierno y desde la sociedad deberíamos incentivar: un fiscal independiente, que no especula políticamente en sus resoluciones y que se caracteriza por ir a fondo con sus investigaciones logrando altas tasas de condena.

Convencidos de esto, desde Será Justicia nos movilizaremos junto a distintas organizaciones y ciudadanos a las puertas del Ministerio Público Fiscal, en Avenida de Mayo 760. Lo haremos desde las 11 de la mañana cuando se desarrolle la audiencia preliminar para repudiar el contexto arbitrario y oscuro en que se pretende echar de la Justicia al fiscal. Invitamos al que comparta nuestra apreciación y quiera sumarse en defensa de la justicia independiente.

(*) Estudiante de último año de Abogacía en la UBA y miembro de Será Justicia. Trabaja como asesor de Vicepresidencia en el Banco Ciudad de Buenos Aires.

 

 

Deja un comentario